Viernes 10 Junio, 2016 16:30

 

El hombre nada puede aprender sino en virtud de lo que ya sabe.

Aristóteles

 

Digamos que existen dos tipos de mentes poéticas: una apta para inventar fábulas y otra dispuesta a creerlas.

Galileo Galilei

LA VANGUARDIA
EL 7 DE ABRIL DE 1894

Por Elena Luz González Bazán especial para Latitud Periódico

7 de abril del 2011. Actualizado el 10 de junio del 2016

El 7 de abril de 1894 aparece en Buenos Aires el diario socialista "La Vanguardia", fundado por el cirujano, legislador y político Juan B. Justo, además de: Esteban Jiménez, Augusto Kuhn, Isidro Salomó y Juan Fernández.

El primer número fue publicado el 7 de abril de 1894 y Esteban Jiménez fue el primer tipógrafo.
Su primera editorial se tituló "Este país se trasforma" y analizaba desde una perspectiva marxista la realidad económica y política que implicaba la transformación de la Argentina en una economía capitalista, a finales del siglo XIX.Es importante destacar que el periódico fue un centro de unidad de los socialistas que actuaban en la Argentina en la última década del siglo XIX y que terminaron fundando el Partido Socialista en 1896.

En 1905, bajo la dirección de Nicolás Repetto comenzó a venderse en la calle. En 1910, durante el Centenario, el local de La Vanguardia ubicado en la calle México fue saqueado e incendiado, con evidente complicidad del gobierno.
En 1930, producido el primer golpe de estado de la serie de dictaduras que se extenderían intermitentemente hasta 1983, Mario Bravo, entonces director, invitó al cronista Juan Antonio Solari a concurrir a la primera conferencia de prensa que convocaba el ministro del Interior, Matías Sánchez Sorondo.

Juan Antonio Solari, que está en la primera conferencia de prensa de Sánchez Sorondo cuenta la siguiente anécdota: Traté de cumplir lo ordenado por Bravo. Los cronistas destacados no atinaban a efectuar preguntas importantes, cuando de pronto interrogo: «Señor ministro, ¿cuándo habrá elecciones?». Sánchez Sorondo levanta la cabeza, mira ofensivamente hacia mí e inquiere: «¿A qué diario pertenece usted?». Respondí sin prisa: «A La Vanguardia, órgano del Partido Socialista, señor ministro». Sánchez Sorondo, ya repuesto de su estupor, masculló: «Socialista tenía que ser, ¡con esa pregunta!».

Cuando el Partido Socialista se fracturó en 1958 cada uno de los partidos fragmentados (Argentino-Popular y Democrático) siguió publicando el periódico, con un adjetivo identificando el sector al que pertenecía.

Algunos de los directores de La Vanguardia fueron Juan B. Justo, Nicolás Repetto (1901), Enrique Del Valle Iberlucea (1916-1917), Américo Ghioldi (1925), Mario Bravo, Alicia Moreau de Justo, Guillermo Estévez Boero, Juan Antonio Solari.
Desde la reunificación del Partido Socialista, en 2002, se edita una única publicación de La Vanguardia, y su director forma parte del Comité Nacional del Partido Socialista.

Algunas de las personalidades que escribieron en el diario fueron, además de Juan B. Justo, Mario Bravo, Leopoldo Lugones y José Ingenieros entre otros.

Un dato no menor es que Juan B. Justo vende su auto particular, empeña su medalla de oro de graduado en Medicina para comprar los primeros tipos móviles que imprimieron el periódico. ¿Esto, se parece a la realidad actual? La respuesta a gritos será NO.

Sitio oficial
Como siempre, La Vanguardia

El periódico La Vanguardia nació en 1894 para cuestionar severamente el régimen de gobierno imperante y proponer nuevas formas de organización económica y social. A partir de 1896 pasó a se r el órgano oficial del Partido Socialista. Padeció recurrentes clausuras, su imprenta fue repetidamente destruida y sus redactores encarcelados. Más allá de errores e incomprensiones, y de vaivenes en su conducción que la alejaron de su rumbo; más allá de etapas que el socialismo revisó (y rectificó) recién muchos años después, el periódico socialista nunca traicionó el propósito por el cual apareciera: representar a los trabajadores, promover las reformas tendientes a mejorar su situación, fomentar su participación política, combatir los privilegios, difundir las nuevas ideas y bregar por el cambio social.

La transformación del país que señalara Juan B. Justo en la primera edición ha sido continua e incesante, pero sus necesidades y las de la mayoría laboriosa que lo habita no han sido superadas. Hoy como ayer, el buen funcionamiento de las instituciones republicanas y la igualdad social siguen siendo asignaturas pendientes. Por eso sigue vigente su misión histórica y es necesaria la continuidad del periódico socialista. Con renovado diseño y más temas, con los ideales de siempre y la agenda de la realidad política actual, La Vanguardia vuelve a llegar a las manos de todos aquellos que creen que es posible una sociedad de iguales.

En sus páginas están presentes los temas fundamentales de la vida política, económica, social y cultural del país, la región y el mundo. Como es esperable, muchas de esas cuestiones no coinciden con las que los gobiernos y los grandes medios de comunicación instalan como prioritarias. En esa diferencia, como así también en la visualización de los problemas y la elección de sus soluciones, radica la razón de ser de este periódico, que no es sólo y, orgullosamente, órgano partidario sino además lugar de encuentro del pensamiento socialista, contribuyendo así a recuperar la riqueza ideológica y la tradición política y cultura de la izquierda democrática. Para ello convoca al aporte de mujeres y hombres comprometidos con la transformación de la realidad, como espacio abierto a nuevos cursos de debate, reflexión y comunicación de las propuestas progresistas que hoy representan nuevas formas de participación política.

SOBRE EL REINICIO DE LA NUEVA ETAPA COMENTAN

En este sitio se incluyen los ejemplares editados desde el reinicio de esta nueva etapa de La Vanguardia, con el Partido Socialista nuevamente unido en la Argentina. Cada edición estará disponible en este espacio, que de ese modo contribuye a democratizar la comunicación.

El Partido Socialista atraviesa su mejor momento en más de medio siglo. Su periódico aspira a acompañar esa etapa, dando a conocer la mirada del socialismo y sus posiciones ante una realidad vertiginosa; los méritos en la gestión pública en Santa Fe; las iniciativas parlamentarias; promoviendo la recuperación del aporte cultural del socialismo en el país, renovándolo y dándole espacio a las nuevas voces y experiencias que comparten la posibilidad de construcción de un bloque alternativo al que hoy ocupa el poder. El desafío es el de ser una tribuna propicia para proyectar un futuro mejor, porque el socialismo sigue siendo, como dijera Sartre, “el horizonte insuperable de nuestro tiempo”.

Cabe aclarar que la nueva etapa se inicia en diciembre del 2006.

FUENTES: varias, La Vanguardia sitio oficial, fuentes propias.

Caracteres: 6527

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

stylish fancy counters
CONTADOR LATITUD PERIODICO

Usuarios Online

 

Latitud Periódico / Derechos de autor 2009 - 2013 / Correo electrónico: noticias@latitudperiodico.com.ar / REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 5119443