Lunes 25 Junio, 2018 18:33

 

El hombre es el más misterioso y el más desconcertante de los objetos descubiertos por la ciencia.

Ángel Ganivet

 

El hombre actual ha nacido o bien para vivir entre las convulsiones de la inquietud, o bien en el letargo del aburrimiento.

Voltaire

DERECHOS HUMANOS Y JUSTICIA INFORMES / INVESTIGACIONES

PÁGINA INICIO // MAPA DEL SITIO // SECCIÓN DERECHOS HUMANOS Y JUSTICIA

 

MONSEÑOR ENRIQUE ANGELELLI

"San Enrique de los Llanos"

Por Elena Luz González Bazán especial para Latitud Periódico

7 de julio del 2014

Después de años de silencio la justicia sentenció finalmente por unanimidad que el Obispo Enrique Angelelli fue asesinado. El general Luciano Benjamín Menéndez fue condenado a prisión perpetua, y la mismo sentencia fue dictada al comodoro Luis F. Estrella, sentencia a cumplirse en cárcel común, en ambos casos.

Angelelli fue obispo de una Iglesia profética que molestaba por su cercanía a los pobres, por la búsqueda de justicia y liberación. Y su muerte cobarde fue simulada, aparentando un accidente automovilístico en el que nunca creímos. Accidente en el que solamente creyeron los cómplices de la dictadura cívico-militar, entre los que lamentablemente hemos de contar obispos que entonces se llamaban "hermanos suyos" y hasta un nuncio.

Celebramos la justicia que sigue su curso a pesar del intervalo de las infames e inconstitucionales leyes de “obediencia debida” y “punto final”, porque sabemos que hacer memoria y conocer la verdad son los únicos modos que tenemos para que la muerte no vuelva a adueñarse de nuestra Patria.

Queremos resaltar y nos alegramos por la actitud del Papa Francisco, al responder solícito al Obispo Marcelo Colombo que pidió conocer la verdad guardada durante años en el Vaticano. Abrir los archivos sirvió para probar que Angelelli estaba amenazado de muerte -algo que ya era sabido en Roma-; fue un gesto de honestidad que necesitaríamos ver más seguido.

Y celebramos también la memoria de aquel a quien siempre hemos reconocido como mártir nuestro, “San Enrique de los Llanos”, sabiendo que en él Jesús nos muestra cuál es la Iglesia con la que ha soñado y a la que nos convoca en el presente; a la vez que esperamos – quizás ingenuamente – que el episcopado Argentino lo reconozca como mártir y a la vez exprese públicamente su arrepentimiento por haber callado frente a su asesinato que clamaba justicia.

Secretariado Nacional del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
4 de Julio de 2014

A la Iglesia y al pueblo de La Rioja.
A todo el Pueblo de Dios y sus comunidades.

Son días históricos para el pueblo de la Rioja y como hermanos que caminamos con el pueblo de Dios queremos estar presentes.

El Pelado Angelelli, como lo llamaba su pueblo, murió en el camino, peregrino de luchas silenciosas como son las de ese pueblo, tan acostumbrado…

Dijeron que murió en un accidente, incluso muchos de sus hermanos lo afirmaron durante años, con el claro objetivo de invisibilizar su martirio. Pero el Pelado murió por su gente, por sus curas acribillados, por sus sueños de una iglesia servicial y cercana a los preferidos de Jesús.

Queremos resaltar y nos alegramos por la actitud del Papa Francisco, al responder solícito al Obispo Marcelo Colombo que pidió conocer la verdad guardada durante años en el Vaticano. Abrir los archivos sirvió para probar que Angelelli estaba amenazado de muerte -algo que ya era sabido en Roma-; fue un gesto de honestidad que necesitaríamos ver más seguido.

Como cristianos nos preguntamos ¿qué es ser mártir, sino ponerse del lado de los crucificados para ayudar a bajarlos de la cruz, como él lo hizo?

Nos preocupa que la defensa de los asesinos haya demostrado en su accionar (pedido de nulidad, acusación a los testigos) su cercanía ideológica con los condenados, demostrando así que en Argentina, en algunas personas, aún subsiste como argumento la justificación del terrorismo de estado.

Nos solidarizamos con este momento clave de la iglesia riojana: celebramos que la verdad salga a la luz y se haga justicia. y nos unimos a los anhelos de ese pueblo hermano, alentando la pronta apertura del juicio por el asesinato de Wenceslao Pedernera, laico y mártir, compañero de camino en aquellos tiempos de dolor junto al querido Angelelli.

Esto es un testimonio para los cristianos, que nos anima a mirar a los mártires para encontrar la verdad que nos hace libres.

San Enrique Angelelli, rezá por nosotros para que sigamos tu huella. Hay que seguir andando nomás.

Secretariado Nacional del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres

EL TESTIMONIO DE LUCIA MARAGA, EXPRESA POLÍTICA EN LAS AUDIENCIAS ORAL Y PÚBLICO POR LA MUERTE DE MONSEÑOR ENRIQUE ANGELELLI

“Enrique Angelelli volvía desde Chamical, había ido después del asesinato de Carlos y Gabriel, estuvo los nueve días en el novenario de los dos sacerdotes, estuvo en el momento del sepelio y el entierro”.
Carlos y Gabriel son Carlos Murias y Gabriel Longueville, los dos sacerdotes que pertenecían a la orden de Angelelli, y fueron secuestrados y acribillados el 18 de julio de 1976.
Mientras el Obispo estuvo en Chamical recogió testimonios de personas del lugar sobre estos asesinatos. “Cuando regresaba, junto con Arturo Pinto, que en aquel momento era sacerdote, y según lo que declaró el mismo Pinto, sorpresivamente salió un vehículo y les hizo una encerrona que es lo que provocó el vuelco del auto. Nosotros sabemos que a Angelelli se lo sacó del auto, se lo arrastró y asesinó. Y esto se comprueba porque los mismos peritos de la policía dicen que el cuerpo estaba a una distancia de quince metros del vehículo y en una posición que era imposible si el cuerpo hubiera sido eyectado, es decir estaba acomodado, con los brazos en cruz; claramente sabíamos eso nosotros y ahora quedó comprobado que fue sacado y rematado ya en el asfalto. Los peritos que hicieron la autopsia, no la primera que es la que sostiene la complicidad del accidente de tránsito sino una posterior, dijeron que se encuentra en la cabeza de monseñor un fuerte golpe en el asfalto, es decir que se tomó su cabeza y la golpearon contra el asfalto, esa es una de las teorías. En el juicio la querella y la fiscalía tuvieron la habilidad de romper la teoría de las defensas de los dos imputados que hablaban de un accidente vial, no tomando el hecho como un crimen de lesa humanidad. Entonces hacían como que si no hubiera existido el contexto histórico y toda la persecución hacia la pastoral de Angelelli, que quedó demostrada a partir de los testimonios escuchados durante las audiencias. Lo concreto de todo esto es que Angelelli fue asesinado, que fue un accidente provocado para que esto suceda”, agregó Maraga.

CARTAS AL VATICANO

La querella entregó en las últimas jornadas del juicio un material enviado por el Vaticano: El informe que había el Obispo antes de su asesinato. “Angelelli realiza un informe –detalló al respecto Maraga–, una carta que envía a la Nunciatura y al Vaticano. Él, por Angelelli, al Vaticano envía por otra vía que no era la Nunciatura, porque ya no confiaba en que llegaran los papeles al Vaticano. Y esto es lo que ahora el Papa después de 38 años de reclamos envía; es impresionante leer esa documentación, la claridad y lo que Monseñor Angelelli les decía. Hablaba de cómo estaban torturando a los detenidos, les estaba diciendo todo y no lo escucharon, hicieron oídos sordos, y eso es lo que queda demostrado acá: que la jerarquía de la Iglesia en ese momento hizo oídos sordos y lo dejó solo, a tal punto que en una de las cartas que envía en la que detalla todo, al final les dice: ‘espero que me digan qué hacer, debemos reaccionar frente a lo que está sucediendo no solo en La Rioja sino en la Argentina, díganme qué hacer o si no yo decido qué hacer’, o sea que claramente les decía que si no reaccionaban, él iba a hacer algo, es impresionante leer cómo él estaba anticipando todo lo que después ha sucedido y que no haya habido una reacción de la Iglesia, que sabemos que sí se reunía con las cúpulas porque están las cartas y están todas las citas que ellos han tenido con Videla, y esto ha quedado como si no hubiera pasado nada”.

La visión de su propia muerte

Rafael Siffre integra organizaciones rurales y militó junto a Angelelli. Tras conocer el veredicto, le contó a Radio Voces de La Rioja sus sensaciones: “la felicidad que uno puede sentir en un momento como este... sentís que monseñor se ha liberado, lo hemos sacado de la tumba y ya va a poder descansar en paz. Ya no vamos a poder hablar más de accidente sino de asesinato, y sin ninguna duda para nadie que fue eso: un asesinato. Creo que es una etapa, una bisagra que se ha roto hoy pero que esto continúa todavía. Yo creo que hay muchos laicos que vinieron preparando este asesinato, no fue una cosa causal ni espontánea de los militares, sino una planificación de muchos años. Hay mucha gente involucrada en esto, yo creo que hay que seguir andando, y continuar hasta que se esclarezca bien todo esto”
Siffre incluso recordó un diálogo que mantuvo con Angelelli semanas antes de su asesinato: “me invitó a irme al Dique con él, y ahí me dijo: ‘Rafael preparémonos que se vienen momentos muy duros, muy tristes, creo que mi cabeza va a rodar, espero que mi sangre le sirva algún día al Episcopado para darse cuenta cuán equivocado está’. Y en 1974 estando en Europa, viajando a España, le avisan que no viaje porque estaba en la lista de las tres A (Alianza Anticomunista Argentina), dos años antes del asesinato de él, o sea que esto se venía planificando. Pensaron que terminando con él, terminaban con todo pero no fue así”.

Producción compartida con Haydeé Dessal.

FUENTES: PÁGINA OFICIAL DEL GRUPO DE CURAS EN LA OPCIÓN POR LOS POBRES-ARGENTINA, fuentes propias.


Caracteres: 9312

2018: Año Internacional de la Biología Matemática

2018 el tercer Año Internacional de los Arrecifes

stylish fancy counters
CONTADOR LATITUD PERIODICO

contador

 

Latitud Periódico / Derechos de autor 2009 - 2013 / Correo electrónico: noticias@latitudperiodico.com.ar / REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 5119443