Jueves 25 Septiembre, 2014 23:36

 

MONAREFA

MOVIMIENTO NACIONAL POR LA RECUPERACIÓN DE LOS FERROCARRILES ARGENTINOS

COMUNICADO DE LOS FAMILIARES DE ONCE

MAPA DEL SITIO

 


 

stylish fancy counters
CONTADOR LATITUD PERIODICO

Usuarios Online

 

 

 

COMUNICADO LEIDO EN EL ACTO DE LOS 31 MESES

Producción de Latitud Periódico

25 de septiembre del 2014

A los 31 meses de la Tragedia de Once producida el 22 de febrero del 2012

En este momento, deberíamos estar preparándonos para iniciar otra jornada de debate de un juicio que comenzó hace ya seis meses, y en el que tenemos puestas todas nuestras esperanzas.
Pero, en los últimos días de la semana pasada, fuimos notificados por el Tribunal Oral Federal número 2, que tiene a cargo el juzgamiento de los procesados, la decisión de... suspender momentáneamente las audiencias, debido a los graves incidentes sucedidos en la sala de los Tribunales de Comodoro Py 2002. En un comunicado, los señores jueces señalan: “A raíz de los graves sucesos acaecidos en las audiencias de los días lunes y martes pasados, este tribunal ordenó la formación del correspondiente incidente a los fines de evaluar las responsabilidades emergentes respecto de los Dres. Mariano Fragueiro Frías y Gregorio Jorge Dalbón.”
El Dr. Dalbón es titular de la querella número 1, es decir, defiende a familiares de víctimas de la tragedia, mientras que el doctor Fragueiro Frías es defensor de los procesados Roque Cirigliano y de Pedro Rainieri, ambos ex gerentes de TBA. Con mucho orgullo, podemos decir que ninguno de nuestros representantes legales se ha visto envuelto, ni en esa, ni en ninguna otra situación de esas características en ninguna audiencia desde que se inició este juicio. Nuestros abogados tienen la capacidad necesaria, nuestros mismos intereses, pero por sobre todo nuestra misma entereza y ética personal para enfrentar este proceso histórico sin armar vergonzosos hechos en el recinto. Hoy, al cumplirse 31 meses de aquella mañana de febrero de 2012, queremos renovar nuestra confianza en los señores jueces, apoyando y subrayando la importancia de la decisión tomada. Es una clara muestra de autoridad, y también de respeto al hecho que nos convoca.
Los doctores Tassara, Gimenez Uriburu, y Gorini saben de la importancia de lo que se está juzgando y los familiares que componemos este grupo, junto a nuestros abogados, los hemos respetado y acompañado desde el primer día. Por eso, esperamos que su resolución llegue lo antes posible, ya que es de nuestro interés que los debates retomen su desarrollo a la brevedad. Esperamos que estos días que vienen, sirvan para que el tribunal tome las medidas disciplinarias que correspondan y que caigan con toda dureza y firmeza sobre aquellos que intentan hacer del desarrollo del debate un escenario para polémicas que no sirven para nada. Porque además, actitudes como esas, que se han reiterado hacia los jueces y hacia nosotros, no hacen otra cosa que faltar el respeto a nuestro dolor y a toda la sociedad. Y terminar con eso, será un gran paso hacia el esclarecimiento de lo ocurrido el 22 de febrero de 2012.
Está claro que hay varios abogados que, además de sus roles en la Sala, tienen objetivos que no están tan claros. No son pocos los letrados que han intentado, desde el primer día, todo tipo de acciones para que este debate se dilate, se enturbie o se convierta en un show. Atacan a este grupo permanentemente en sus declaraciones. Dicen abiertamente cosas tan ridículas, absurdas, y sin ninguna prueba como que nos complotamos con medios de comunicación para socavar al Gobierno Nacional. Han pedido que se nos desaloje del sector asignado al público.
Dicen que nuestros humildes carteles “condicionan emocionalmente” a los procesados. ¿Qué nos queda entonces a nosotros?
Es muy difícil explicar lo que se siente cuando cruzamos las miradas con los Cirigliano, con Schiavi, o con cualquiera de los otros procesados. Nuestro único consuelo para reponernos de esos pequeños instantes en los que miramos de frente a quienes consideramos los responsables de tanta tristeza, es que los vemos sentados frente a los jueces. Pero muchos de sus representantes legales han hecho todo tipo de cosas para socavar nuestra integridad emocional. Saben que sin nosotros apoyando e impulsando esta causa desde el primer día, todo sería más fácil. Porque su objetivo final esta en las antípodas del nuestra búsqueda por justicia. Lejos de esta última, cada vez que han podido, han intentado maniobras para que las audiencias no logren el objetivo de aclarar las responsabilidades en la muerte de nuestros familiares. Buscan la impunidad de quienes nosotros consideramos responsables de tanta muerte evitable. Y eso esta muy claro. Tan claro, como el hecho de que acá no hay ni perseguidos, ni intimidados. Las únicas víctimas en todo esto son los 52 que pagaron con su vida el abandono empresarial y estatal, somos quienes los extrañamos cada minuto de nuestras vidas junto al pueblo que nos acompaña. Nadie más tiene el derecho a sentirse víctima. Absolutamente nadie. Y vamos a impedir cualquier intento en ese sentido. Que nadie quiera ponerse en un lugar que no le corresponde. Los procesados están ahí porque la justicia lo decidió y nosotros en nuestro lugar de lucha porque es un compromiso de verdad, de memoria, de justicia y de amor. Estaremos denunciando fuertemente cualquier tipo de ataque al proceso judicial vigente, cualquier intento de detenerlo, de postergarlo, o de truncarlo.
La Justicia nos tuvo a su lado siempre, y eso no será modificado por quienes intentan desvirtuar, con intereses absolutamente espurios, el juicio que se está llevando adelante. La sociedad necesita fuertes signos para que renazca la esperanza en la justicia de este país. Y esperamos que los próximos días sirvan para que ese sentimiento se fortalezca.
Este 18 de septiembre se han cumplido 18 meses del Inicio de Juicio Oral y público. Hasta la fecha hubo 42 audiencias. Queremos recordar algo de todo lo vivido: todos los imputados que declararon negaron su responsabilidad, y pretenden que la explicación del choque se limite al día 22 de febrero, sin que se analicen las causas que motivaron la tragedia en relación con el estado de los trenes y el servicio.
Luego comenzaron los testimonios de una treintena de testigos sobrevivientes de la tragedia, pasajeros ellos del tren chapa 16. Le narraron al Tribunal Oral Federal Nro. 2 las terribles condiciones en las que viajaron muchos años antes del desastre, sin que se modificaran en lo más mínimo. Quedó probado que ese tren no tuvo control de pasajeros, que excedían su capacidad de carga, que circuló siempre con problemas de frenado, tanto que en dos estaciones “se pasó” y lo que es mas grave, que ante el impacto cedió actuando como una trampa mortal, que la chapa aprisionó a los pasajeros siendo ésta la principal causa de las muertes. Quedó probado que las mismas, en su mayoría, fueron posteriores al impacto, y que podrían haberse evitado si el tren no cedía en su estructura y si no se producía el “acaballamiento” del vagón 2 sobre el 1 y del 4 sobre el 3.
Fue terrible escuchar al Dr. Crescenti, titular del SAME, contar que la asfixia por aplastamientos se torna irreversible en 45 minutos, y a la vez escuchar que las demoras para la extracción de heridos demoraron hasta 4 horas sacando al primer sobreviviente recién a las 2 horas del impacto.
En base a testimonios de diferentes profesionales consideramos probado que el motorman Marcos Córdoba estaba lúcido, ubicado en tiempo y lugar y consciente de los hechos en los momentos inmediatos posteriores a la colisión y que su sangre no arrojó rastros de alcohol ni otra sustancia prohibida.
Los testimonios de médicos de TBA sirvieron para probar que la firma, no controlaba a los maquinistas al iniciar su tarea diaria, que no le realizaba controles sorpresivos, que no se analizaban situaciones de riegos ni stress, y que el control era sólo uno, anual y muy superfluo.
También declararon técnicos de la firma, encargados de distintas áreas que han ilustrado sobre el funcionamiento de las formaciones, quedando probado que nada en TBA se hacía como correspondía, de acuerdo a lo que había estipulado el Fabricante de los coches TOSHIBA, allá por el año 1957. Mas allá de las numerosas irregularidades en situaciones de seguridad y frenos (ningún tren circulaba con repuestos originales y todos ellos con al menos 2 compresores por debajo de la cantidad requerida) quedó probado que los trenes como el chapa 16 tuvieron su última revisión general en el año 1997, esto es 17 años antes de la tragedia. Sólo esta mención alcanza para tener una idea del estado de las chapas de esos coches.
Mas allá de que la parte contable aun no se encuentra en tratamiento, se está probando como TBA tercerizaba sin sentido tareas que podía realizar con su propio personal, como reparaciones, monitoreos, etc. todas ellas a un costo superior al de mercado, en firmas propiedad del grupo Cirigliano y desde las propias Oficinas de TBA en Retiro u Once.
A la fecha han declarado más de 100 testigos, las defensas han desistido de unos 30, y restan declarar 150 testigos más. Las pericias contables existentes a la fecha, prueban el derroche del abundante dinero recibido en subsidios, el destino irregular de los mismos, la existencia de un entramado empresarial para concretar ese fin y la complacencia de las autoridades al respecto. Confiamos en que los testimonios que estamos por escuchar, no sólo confirmarán sino que probarán definitivamente esas situaciones y que si el dinero hubiese sido usado correctamente, la tragedia no hubiese ocurrido.
Por todo lo dicho, estamos cada vez más convencidos que los procesados tendrán, tarde o temprano, un lugar asegurado tras las rejas.
Sin embargo parece que el Gobierno Nacional no piensa lo mismo, y ha mantenido o reforzado sus vínculos con los procesados. Y decir esto no es atentar contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, es, simplemente, decir la verdad. Y eso les molesta.
El nombramiento de Eduardo Sícaro como colaborador del Subsecretario de Gestión administrativa del Transporte dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, Gerardo Otero, no hace otra cosa que remarcar lo que desde un primer momento hemos señalado: que los vínculos entre el Poder Ejecutivo y los procesados por la Tragedia de Once se mantienen intactos. Sícaro, ex interventor de la CNRT al momento de la masacre anunciada de Once, vuelve a trabajar para el Gobierno Nacional, traído de la mano, una vez más, por el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo. Consultado telefónicamente por un programa radial, el funcionario señaló, entre otras cosas:
"Tenemos que ser serios para no condenar a alguien antes de tiempo"...."Es absolutamente injusto y una hijaputez que cuando alguien tiene un proceso por una tragedia se lo condena a que haya que sacarlo de la sociedad, cambiemos la Constitución entonces. No tiene un cargo público, colabora con un funcionario"
Si bien Randazzo no hizo alusión directa a este grupo, ni a lo que algunos integrantes del mismo dijimos públicamente, nos es necesario manifestar, como principales impulsores al rechazo de este nombramiento, que hemos sido, somos y seremos respetuosos de la Constitución y de cada una de las leyes de este país.
Somos los primeros en defender los pasos de la Justicia, sus tiempos y cada una de sus normas. Y de ningún modo creemos que haya que sacar a nadie de la sociedad ni condenarlo a no trabajar. Somos gente bien nacida, y a pesar de nuestro dolor jamás hemos tenido en nuestra boca un insulto ni un agravio.
Por ello sostenemos que la expresión "hijaputez" proferida por el ministro es impropia de su cargo, y merece todo nuestro repudio. Y no importa a quién se la dirigió. Como si con ese exabrupto no alcanzara, con un marcado cinismo señaló que el procesado es colaborador y no funcionario, como si su desempeño no se diese de igual manera en un área del Estado argentino.
Agrava esta situación el hecho de que esta siendo juzgado por incumplimientos graves en la misma área adonde ahora vuelve a trabajar. Pero Randazzo parece no haberse enterado. Tenemos la firme convicción sobre su responsabilidad en la muerte de nuestros familiares, pero será el tribunal el que finalmente dé el veredicto. Lo que Randazzo no entiende, o no quiere entender, es que nosotros, y una gran parte de la sociedad, repudiamos que el gobierno sostenga sus lazos con los procesados. Sícaro tiene todo su derecho a trabajar, pero no podemos entender que el Gobierno le de lugar para ello.
No se trata de condenar de antemano, sino de que el Gobierno muestre claros signos de imparcialidad a una sociedad que necesita y espera un fallo ejemplificador sobre lo ocurrido en Once. Si no lo hace, sencillamente es porque no quiere. Nos es muy difícil creer que el cargo de asesor que Randazzo le otorga a Sícaro no pueda ser llevado a cabo idóneamente por una persona que esté limpia sospechas e investigaciones.
Sencillamente, es una decisión personal del ministro estar de su lado para protegerlo y remarcar que es un hombre de su confianza. Y confirma, de esa manera, que va a respaldarlo cuantas veces sea necesario. Así lo entendemos, y por eso lo denunciamos.
Tampoco se tomó el tiempo para dar la orden de que el tren de la tragedia de Castelar no esté expuesto a la vista de todos en las cercanías de los talleres de dicha localidad. Le recordamos que en esa unidad, y durante su gestión Sr. Ministro, murieron tres inocentes. Tenga la delicadeza de que ese lugar de muerte no siga expuesto a quienes pasamos por allí diariamente.
Para respaldar a procesados, o para iniciar causas penales contra los trabajadores ferroviarios, tildando de “atentado” un incidente que además no esta probado, está hecho a medida. Pero no tiene la misma celeridad para solucionar la crítica situación laboral de los 450 trabajadores de las empresas Emprendimientos Ferroviarios y Tatsa, abandonados por los Cirigliano.
Contrariamente a lo que consideramos que debería suceder, estos últimos tienen otro aliado dentro del Gobierno Nacional: el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde. Hace unos días confirmamos, que nuestra aerolínea de bandera mantiene sus lazos comerciales con una firma que pertenece a los hermanos Cirigliano. En un convenio entre empresas, gratifica a quienes utilicen los servicios de la empresa de buses de lujo Red Coach en la ciudad de Miami, otorgándole millas para su uso. Esta es una de las empresas que los ex concesionarios de la línea Sarmiento poseen en el exterior. Es difícil creer que no existan empresas similares para sostener esos convenios. No es una cuestión judicial, ya que lo hecho por Randazzo o por Recalde no esta prohibido. El debate es ético y los funcionarios deciden no darlo. Actúan a espaldas de los ciudadanos, pensando que no vamos a enterarnos, o que no nos importa, o que no vamos a denunciarlo. Se equivocan.
Otra vez, decisiones políticas y económicas son tomadas deliberadamente en favor de aquellos que nunca dejaron de ser sus socios. Sícaro, Cirigliano. Dos apellidos que para nosotros significan muerte y dolor, para el Gobierno Nacional, por el contrario, son sinónimos de lo mismo de siempre: amiguismo, complicidad y negocios.
Son muchos los motivos que nos reúnen cada 22. El principal es el dolor. Pero también están la solidaridad, nuestra hermandad, y el compromiso con la verdad. Por eso no vamos a callarnos nunca ni vamos a dejar de señalar los ataques a la búsqueda de justicia. No vamos a ser cómplices de los encubrimientos ni de los pactos en los despachos. Acá nos van a encontrar siempre, llorando al lado de estos 52 corazones, pero con la convicción y la firmeza necesarias para ver a los procesados presos, purgando sus culpas por las muertes causadas. Muchas gracias.

JUSTICIA PARA LOS MUERTOS Y HERIDOS DE ONCE
FAMILIARES Y AMIGOS DE LAS VICTIMAS DE LA TRAGEDIA DE ONCE

Caracteres: 15.704

EDITORIALES / SALUD Y CIENCIA / MEDIOS DE COMUNICACION / HISTORIA Y POLITICA / TRANSPORTE

ENTREVISTAS / ECONOMIA / DD.HH. JUSTICIA / PERSONAJES / FRASES 2013 / BAÚL DE LA MEMORIA / ACTUALIDAD /

HUMOR / ARCÓN DE LOS RECUERDOS / HISTORIAS DE BUENOS AIRES / DALE SABOR / CALENDARIO 2013 / INFORMACIÓN GENERAL

Latitud Periódico / Derechos de autor 2009 - 2013 / Correo electrónico: noticias@latitudperiodico.com.ar / REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 5119443