Domingo 10 Mayo, 2020 19:03

Todos los hombres tienen igual derecho a la vida y a la salud.

RAMÓN CARRILLO / Ministro de Salud de la Nación 1946-1954

 

A la verdad hay que saberla a toda costa: la verdad sobre nosotros mismos y sobre los demás – aceptando con humildad que la verdad conocida es sólo una aproximación a la verdad real.

RAMÓN CARRILLO / Ministro de Salud de la Nación 1946-1954


Actualizado: 10 Mayo, 2020 19:03

BREVE BIOGRAFÍA DE CARRILLO Y FRASES NO CONOCIDAS

 




 


stylish fancy counters
Websites Stat

contador

 

 

RAMÓN CARRILLO 2013

RAMÓN CARRILLO 2014

RAMÓN CARRILLO / MÉDICO SANITARISTA

Por Elena Luz González Bazán especial para Latitud Periódico

10 de agosto del 2013

Solo sirven las conquistas científicas sobre la salud si éstas son accesibles al pueblo.

Ramón Carrillo nace en la provincia de Santiago del Estero el 7 de mayo de 1906. Era el mayor de once hermanos, se llamaba igual que su padre, el mismo era periodista, profesor y político; su madre era María Salomé Gómez.

Ramón Carrillo

Cursa sus estudios primarios en la Escuela Normal "Manuel Belgrano" y tras finalizarlos ingresó en el Colegio Nacional de Santiago del Estero, termina su escuela secundaria en 1923 y recibe la Medalla de Oro por su dedicación y estudio.

Al año siguiente, en 1924, se viene para Buenos Aires para ingresar en la Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires, UBA. En 1927 obtiene, por concurso, el cargo de practicante en el Hospital Nacional de Clínicas, se recibe en 1929 y nuevamente, recibe la Medalla de Oro por su trabajo, estudio y dedicación.

Al año siguiente y hasta 1933 realiza estudios de postgrado en Ámsterdam, Holanda, en los Países Bajos, París, capital de Francia y Berlín, capital de Alemania.

Regresa a la Argentina, luego del golpe contra Hipólito Yrigoyen, golpe que sirve para entronizar nuevamente la Década Infame, entre 1930 y 1943, cuando se produce el golpe militar contra el expresidente Ramón S. Castillo.

En una carrera meteórica, en el 37, Carrillo ingresó como profesor en la Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires. En 1944 crea el Instituto Nacional de Neurocirugía.

Ese mismo año fue elegido Consejero de la Facultad de Medicina y luego Decano Interino en 1945. Organiza la Escuela de Posgraduados y es su primer presidente de la Escuela de Posgraduados en la Facultad de Medicina, con orientación hacia la medicina social y preventiva.

Funda, además, la Sociedad Argentina de Historia de la Medicina e impulsa, junto a colegas de Uruguay, Brasil y Chile, los congresos Latinoamericanos de Neurocirugía.

Mientras trabajaba en el Hospital Militar conoce al entonces coronel Juan Domingo Perón, paciente con quien compartía largas conversaciones y quien le insistía en involucrarse en política. Con la llegada a la presidencia de Juan Domingo Perón (1946-1952), Ramón Carrillo fue confirmado al frente del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de la Nación, antes Secretaría de Salud Pública.

Juan Domingo Perón y Ramón Carrillo

A la obra de salud de Ramón Carrillo se le debe la erradicación de enfermedades endémicas como:

• el paludismo,
• la disminución impresionante de los índices de tuberculosis,
• las enfermedades venéreas y mortalidad infantil.

Con el primer plan quinquenal se crearon hospitales, aumentando el número de camas, perfeccionamiento del personal médico, enfermería y de los trabajadores de la salud.

Carrillo deja su cargo en 1954 meses antes del golpe contra Perón, se exilia en Brasil y muere en la total pobreza.

FRASES QUE DEBEMOS CONOCER

Si yo desaparezco, queda mi obra y queda la verdad sobre mi gigantesco esfuerzo donde dejé mi vida.

De nada sirven las conquistas de la técnica médica si ésta no puede llegar al pueblo por los medios adecuados.

Saber que siempre hay alguien más desgraciado que uno, más necesitado de una sonrisa y de un gesto cordial o de una ayuda.

Se requiere saber mucho, y conocer muchas cosas para ser leal; dentro del grupo de hombres inteligentes es donde cuesta más esfuerzo.

(...) No tengo odios y he juzgado y tratado a los hombres siempre por su lado bueno, buscando el rincón que en cada uno de nosotros alberga el soplo divino.

La naturaleza humana no es buena ni mala; es neutra y está condicionada al grupo, al desarrollo mental, a las circunstancias, al medio y a las oportunidades.

La alegría es el goce más barato...Y sin embargo ¡Cuánto poder!

Mientras los médicos sigamos viendo enfermedades y olvidemos al enfermo como una unidad biológica, psicológica y social, seremos simples zapateros remendones de la personalidad humana.

En una sociedad no deben ni pueden existir clases sociales definidas por índices económicos. El hombre no es un ser económico. Lo económico hace en él a su necesidad, no a su dignidad.
Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causas de enfermedad, son unas pobres causas.

Nuestras verdades no deben ser dichas a los demás sino en lenguaje metafórico o parabólico, porque a la verdad desnuda no la comprende nadie o la entienden mal y se volverá contra nosotros.

La Lealtad es cosa de la que todo el mundo habla y muy pocos la practican, por la sencilla razón de que no es una posición espiritual al alcance de todo el mundo, ni todo el mundo está preparado para ser leal.

La utopía es pensar y anhelar algo que parece imposible algo digno de la condición de los hombres. Ponerse a trabajar, marginalmente en la utopía, pero tomando las precauciones para que nunca se cumpla del todo.

Los problemas de la Medicina como rama del Estado, no pueden resolverse si la política sanitaria no está respaldada por una política social. Del mismo modo que no puede haber una política social sin una economía organizada en beneficio de la mayoría.

Debemos pensar que el enfermo es un hombre que es también un padre de familia, un individuo que trabaja y que sufre; y que todas esas circunstancias influyen, a veces, mucho más que una determinada cantidad de glucosa en la sangre. Así humanizaremos la medicina.

RAMÓN CARRILLO / Ministro de Salud Pública de la Nación 1946-1954

FUENTES: frases y pensamientos, varios y propias.

Caracteres: 5897

EDITORIALES / SALUD Y CIENCIA / MEDIOS DE COMUNICACION / HISTORIA Y POLITICA / TRANSPORTE

ENTREVISTAS / ECONOMIA / DD.HH. JUSTICIA / PERSONAJES / FRASES 2013 / BAÚL DE LA MEMORIA / ACTUALIDAD /

HUMOR / ARCÓN DE LOS RECUERDOS / HISTORIAS DE BUENOS AIRES / DALE SABOR / CALENDARIO 2013 / INFORMACIÓN GENERAL

Latitud Periódico / Elena Luz González Bazán / Padilla 73 6 Derechos de autor 2009 - 2019 / Correo electrónico: noticias@latitudperiodico.com.ar /REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 39820920-2019 / RE-2019-65405843