Sábado 30 Junio, 2018 14:37

 

El hombre es el más misterioso y el más desconcertante de los objetos descubiertos por la ciencia.

Ángel Ganivet

 

El hombre actual ha nacido o bien para vivir entre las convulsiones de la inquietud, o bien en el letargo del aburrimiento.

Voltaire

LA GAZETA DE BUENOS AIRES

LA TRIBUNA / EDICIÓN EXTRAORDINARIA DE JUNIO DE 1880

RADIO Y COMUNICACIÓN

LA RADIO Y LAS RESISTENCIAS

LA RESISTENCIA FRANCESA ESPERA... ESCUCHAN LA BBC DE LONDRES la más oída durante la Segunda Guerra Mundial, transmite mensajes de sus oyentes... algunos son cifrados y la Resistencia sabe si un compañero llegó a destino en buenas condiciones o bien, se deben preparar para la acción...

LOS TRABAJADORES REUNIDOS AQUEL 9 DE JUNIO DE 1956, ESCUCHAN LA PELEA Y ESPERAN LA SEÑAL PARA LEVANTARSE Y TERMINAR CON LA DICTADURA DE ARAMBURU Y ROJAS... LUEGO VINIERON LOS FUSILAMIENTOS DE JOSÉ LEÓN SUÁREZ

 

RELACIONADO CON:

CRISIS EN LA RAZA CÓSMICA PARTE I

PARTE II

PARTE III

PARTE IV

PARTE V

CRISIS EN EL PAÍS DE LA RAZA CÓSMICA
Parte IV

Por Juan Carlos Cena y Elena Luz González Bazán especial para Latitud Periódico

16 de octubre del 2014

“Si fuera posible concretar en pocas palabras las características del pensamiento argentino diría: que en general es claro, amplio y generoso, con algo de vastedad de la pampa y la frescura de sus grandes ríos. Pensamiento constructor, no destructor, optimista y sereno, genuinamente idealista, pero con solidez, sinceridad y equilibrio. La Argentina es a la vez el país más fuerte y el más hermoso de América. Dios lo bendiga por siglos”.

Libro de José Vasconcelos La Raza Cósmica - 1925 – México.

MEDIOS DE INFORMACION / MEDIOS DE COMUNICACIÓN

¿Qué papel han jugado los medios de información / los medios de comunicación? Hablamos tanto de medios gráficos, orales y por Internet masivos, en general, en este devenir de los tiempos que van del Centenario al Bicentenario y unos añitos más. Diríamos, fundamentalmente, que han contribuido a informar y desinformar, en forma sistemática y permanente. Los distintos momentos históricos han mostrado que los medios responden a su línea editorial y ésta está atada a los intereses de un fuerte poder tanto económico como político.

Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes en cada época; o, dicho en otros términos, la clase que ejerce el poder material dominante en la sociedad es, al mismo tiempo, su poder espiritual dominante.
La clase que tiene a su disposición los medios para la producción material dispone con ello, al mismo tiempo, de los medios para la producción mística, lo que hace que se le sometan, al propio tiempo, por término medio, las ideas de quienes carecen de los medios necesarios para producir subjetivamente.
Las ideas dominantes no son otra cosa que la expresión ideal de las relaciones materiales dominantes, las mismas relaciones materiales dominantes concebidas como ideas; por tanto, las relaciones que hacen, de una determinada clase, la clase dominante son también las que confieren el papel dominante a sus ideas.

En estas décadas se han carcomido, como el óxido al hierro, el poder de razonamiento de los ciudadanos, los han direccionado hacia las conveniencias del poder de turno. No han sido momentos de esclarecimiento más bien de oscuridad. En definitiva, como la salud y la educación donde las reservas están en la materia humana, acá, en los medios, los trabajadores de prensa, los periodistas se meten en los intersticios y edifican con grandes esfuerzos la lucha permanente por la libertad de expresión. Por ello, es esencial comprender o analizar más pormenorizadamente que es libertad de prensa, de expresión y de empresa. No se puede seguir cayendo en esas consignas vacías de contenido donde hay dos polaridades: el gobierno de turno y las corporaciones periodísticas, en este caso, en la actualidad, la obsesión por un solo grupo periodístico. Como todas las empresas en el mundo capitalista, se responde a la esencia del mismo: ganancia máxima.

Los medios toman la información y la hacen noticia de aquellas realidades que consideran deben darle prioridad esencial, pero no podemos ser ingenuos, es dable entender que cuando se está en connivencia o buenas relaciones como ha pasado durante etapas dictatoriales, democráticas afines a las ideas de los dueños de los medios, estos han sabido llevar adelante su trabajo siempre entendiendo que el mismo está atravesado por intereses políticos, económicos y hasta culturales; experiencias en el mundo demuestran el papel de los medios, las confrontaciones que han llevado a demostrar, por ejemplo, casos de corrupción que han hecho tambalear gobiernos. Aquellos medios que intentan plantearse la independencia periodística, a pesar de sus simpatías, prefieren ser fieles a la verdad. Aquellos donde la independencia se deja de lado, se miente, se esconde, se disimula la verdad; es más, la censura y autocensura es un ejercicio cotidiano.

Los periodistas, desde los más conocidos hasta los cronistas soportan, por trabajar en estos medios cuando hay enfrentamientos, desde la muerte, atentados hasta juicios públicos e insultos de diversa índole.

Por ello, porque podemos considerar que la mediocridad reinante tiene directa relación con la actitud empresarial de los medios, debemos dejar de lado a sus trabajadores.

En la actualidad, la mediocridad oxidante sigue carcomiendo la cabeza de nuestro pueblo. Más a un sector que el otro. ¿Es casual? O son políticas implementadas para estupidizar al ciudadano. Preñarlo de banalidades y vanidades, de que el objetivo fundamental es ser una persona exitosa, que el camino del éxito es el egoísmo. Este proceso de destrucción ha penetrado en las clases medias que han perdido la brújula. No pudieron ni pueden analizar correctamente la realidad, se han rendido ante el avance del consumismo: los teléfonos celulares, un brillante logro de la tecnología de las comunicaciones, colaboran en ese proceso de corroer el ser pensante. Las clases trabajadoras con buenos o pobres salarios se han rendido ante el avance del exitismo tecnológico. De libros ni hablar… de lectura menos…

La muerte de Gabriel García Márquez dejó un triste ejemplo de este contexto social, la baja en las audiencias, cuando se mencionaba su obra y vida, señala, como un instrumento impensado, la vulgaridad, ignorancia y tosquedad. Importa más la farándula, el chimento, la cultura botinera, la exhibición de las partes pudorosas de la mujer, de arte y cultura ni hablar… la mujer, con esta exhibición grotesca, ha quedado degradada y transformada en un objeto de exhibición. Aquellas que rechazan estas infamias no tienen prensa.

La repetición de palabras demodé, entre otras, como relato, paradigma, emblemático, populismo, sin conocer acabadamente las terminologías, sobre todo las que refieren a planteos políticos ideológicos, ha derrapado en frases hechas que agotan, cansan y maltratan el oído humano.

Vale de nuevo la pregunta ¿por qué?

CRISIS DE PARICION

Crisis, una parte de la clase política no la menciona porque es del otro; de ella no se habla en ninguna parte. No se debe hablar. Hacerlo es darle existencia. Si se habla de ella la estamos reconociendo, nos involucramos, somos parte de ella. Por ello, han decidido no mencionarla. Si la mencionan es para decir que el que está en crisis es el otro, los otros. Todo en el marco del individualismo socio del egoísmo y del sálvese quien pueda. Conductas que devienen de la derrota política cultural que padecemos. Hemos perdido hasta las palabras, nuestra última trinchera.

¿Y si es una crisis de parición? La clase política hablará menos de ella ¿es una crisis de alumbramiento? Si el parto se precipita inexorablemente, ¿Quién atenderá el parto? Este parto es la parte final de un proceso que se inicia en la gestación. Nacimiento que nos señala el inicio de otro proceso. Algo se estuvo gestando en el seno de la sociedad. Nadie apreció la copulación. La sociedad va parir, casi siempre los que niegan ese acto, son mediocres. Si no la huelo, ni la veo, ni la escucho no hay gestación. Todo es falso. Es que estos individuos saben que al terminar este proceso de florecimiento algo nuevo va a nacer y ellos se transformarán en seniles negadores políticos, es decir, la hacen invisible.

El terror se expresa en la negación, es el espanto ¿cómo tratarla? En su retirada obligada apelaran a los que sea para perdurar.

Por el temor a lo nuevo, esa naciente es rechazada por lo viejo. Lo viejo, que ya cumplió su ciclo de vida desconoce, como olvidó, este largo proceso político social de germinación. La historia nos dice: que en el devenir de los tiempos cuando apareció algo nuevo lo viejo se volvió reaccionario. Se resiste a sucumbir. No reconocen la finitud de todos los procesos.

Transcursos que, al gestarse y luego al nacer, van generando desde ese momento espacial una contradicción, tiene que ver con el tiempo de duración. Tiempo y espacio es la ecuación. Lo viejo no la reconoce en pleno proceso de finitud, se resiste a perecer.

El Ser humano se transforma en ese resistir. Se le engarran manos y espíritu para evitar el deslizamiento; busca sepultar lo nuevo en forma tempranera, con violencia. Lo viejo no soporta ni tan siquiera nacimientos parecidos a lo viejo como si fuera su continuidad o heredad.

Pero, todo cambia, lo ineludible de los cambios es inexorable; se dan con dolor o sin él. La historia de los cambios de las sociedades nos dicen que siempre fueron partos con dolor y con fórceps. Las referencias históricas de cambios en las sociedades lo demuestran. No hay sorpresas, siempre las sociedades se anuncian, presentan síntomas, estertores de cambios, de retrocesos o avances, siempre en movimiento, nunca iguales, en cada etapa de transformación, en movimientos.

Las manifestaciones en las calles son un ejemplo de ese proceso. Hoy, acá, en Argentina, los estertores del campo social laboral son cada vez más fuertes, estos jadeos ocurren en el vientre de la sociedad. Van de menor a mayor. Se avecina una crisis, mejor dicho un parto donde lo viejo muere lleno de rezongos queriéndose llevar lo nuevo con el. Cree que atrasando la parición prolonga su vida…

Los movimientos huelguísticos no son una abstracción, es la circunstancia donde se da en forma más pura y dura la lucha de clases. La huelga es en si misma violenta. Es el momento elegido cuidadosamente por los trabajadores, aunque a veces parezca un fenómeno espontáneo. Es que antes hay un proceso leudante, luego viene el diseño de la estrategia y la táctica de la clase obrera: el momento, su duración y la modalidad. Estos pasos solo son programados por los trabajadores, no por el consignismo que baja desde los partidos o de otras clases sociales.

La clase obrera resolvió esta modalidad en plenarios y discusiones previas, entre ellas, la fundamental: concretar la unidad. Esta es una decisión estratégica, la clase obrera se cuajó en roca; si la unidad no ocurre, la arena (los trabajadores) es roca degradada y es nuevamente vapuleada.

Raza Cósmica V: DEFINIENDO LA CRISIS

Caracteres: 10.063

2018: Año Internacional de la Biología Matemática

2018 el tercer Año Internacional de los Arrecifes

stylish fancy counters
CONTADOR LATITUD PERIODICO

contador

BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL

EDITORIALES / SALUD Y CIENCIA / MEDIOS DE COMUNICACION / HISTORIA Y POLITICA / TRANSPORTE

ENTREVISTAS / ECONOMIA / DD.HH. JUSTICIA / PERSONAJES / FRASES 2013 / BAÚL DE LA MEMORIA / ACTUALIDAD /

HUMOR / ARCÓN DE LOS RECUERDOS / HISTORIAS DE BUENOS AIRES / DALE SABOR / CALENDARIO 2013 / INFORMACIÓN GENERAL

Latitud Periódico / Derechos de autor 2009 - 2013 / Correo electrónico: noticias@latitudperiodico.com.ar / REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 5119443